El efecto rebote al que nos referimos, es aquel en el cual se recupera el peso que se había perdido, es muy común en dietas populares. Por eso, hoy te traemos una breve explicación de porqué sucede y cómo evitarlo. 

¿Por qué sucede el efecto rebote?

Realmente el efecto rebote sucede porque el cuerpo se pone en marcha para compensar el periodo de restricción que ha sufrido. Cuando bajas el consumo de calorías o nutrientes, frente a este cambio el cuerpo reacciona. Es aquí cuando comienza a deshacerse del agua y por eso son estos primero kilos que se pierden. Luego, empieza a extraer nutrientes del músculo causando nuevamente que bajes de peso. Cuando esto sucede, como se puede ver, es porque no estás eliminando la grasa que deseas. Al hacer una dieta que no está balanceada, tu cuerpo no recibe las calorías y nutrientes que necesita.

Hay que tomar en cuenta que en el momento que una persona pierde masa muscular gasta menos energía, llevando a que nuestro cuerpo acumule la grasa rápidamente. Eso es lo que lleva a que tengan que disminuir las calorías porque sino engordan, sin embargo, al terminar la dieta al aumentar el consumo de calorías suben rápidamente de peso.

No hay que creer siempre en esas dietas que prometen adelgazar con un mínimo esfuerzo, ya que pueden producirse deficiencias nutricionales ya sea en proteínas, vitaminas o minerales. Al dejar la dieta tu aumento de grasa podría llegar a ser mayor al inicial (efecto rebote).


Los estudios dicen que una gran cantidad de personas que hacen dieta para bajar de peso cuando dejan de hacerla suben de peso, pesando lo mismo que al inicio o incluso más.

¿Cómo evitarlo?

Debes realizar una dieta balanceada en la cual tengas la medida correcta de todo, para que sea así las medidas deben de ir de acuerdo a tu cuerpo, por lo que muchas veces es mejor conseguir la ayuda de un nutricionista. Recomendamos no llevar a cabo dietas demasiado agresivas.

Sobre todo hay que ser constantes y pacientes, el camino rápido como ya fue mencionado antes, no es el mejor, le pérdida de grasa debe ser progresiva y toma su tiempo. Estaría bien perder 0,5 kg – 1 kg/semana (dependiendo de la necesidad).

En una dieta no debes de pasar hambre para adelgazar, eso simplemente te hará más difícil seguir con la dieta. 

Si quieres perder peso, que sea de perder grasa no músculo, realiza ejercicio físico es el mejor complemento. El objetivo es tener un equilibrio entre las calorías ingeridas y las que gastas para mantener un buen peso. 

De a poco el cuerpo se irá acostumbrando y el metabolismo trabajará de la manera adecuada, lo que evitará que te enfrentes a un efecto rebote. 

En realidad el objetivo de hacer dieta, debe ser hacer cambio de hábitos, cambiar el estilo de vida a uno saludable. Si terminas la dieta no vayas de golpe a comer como si nunca la hubieras hecho, solo anda siendo más flexible y date tus gustos de vez en cuando.